Noticias

Un año imborrable

2019 será un año que Judith Corachán difícilmente podrá olvidar. 12 meses que han servido como período de tiempo para demostrarse a sí misma y al mundo entero que es una deportista ejemplar, que tiene unas cualidades innatas y que posee una capacidad de superación a la altura de muy pocos.

En este 2019, la triatleta española ha coleccionado éxitos y experiencias que le consagran como una de las deportistas en su ámbito a tener muy en cuenta. Judith ha podido ampliar su palmarés con la victoria en el Embrunman, uno de los triatlones más complicados del planeta, y la medalla de plata en el Mundial de Larga Distancia en Pontevedra. También cabe destacar dentro de sus excelentes resultados cosechados, las victorias en el Challenge Salou, Bizkaia Triathlon y en Zarautz.

Ha cerrado el curso con una meritoria segunda plaza en el Ironman 70.3 de Marrakech, su mejor resultado en una prueba como tal, y ha manifestado con una sonrisa de oreja a oreja al completar esta carrera que “no puedo estar más feliz por todo lo conseguido y vivido este año. Gracias por el apoyo recibido y, sobre todo, por ayudarme a disfrutar en todo momento”.