Noticias

Un final infortunado

Después de una victoria sobre el Málaga y un empate contra el Atlético, el Girona ha perdido su primer partido en Primera División en su estadio de Montilivi tras caer por la mínima ante el Sevilla (0-1).

La suerte le dio la espalda al conjunto local, ya que en el último minuto el capitán Álex Granell envió un penalti a la madera. Con anterioridad, Muriel había adelantado al conjunto hispalense culminando un contragolpe.

El equipo rojiblanco formó con Gorka Iraizoz; Juanpe, Bernardo, Muniesa; Aday, Pere Pons (Kayode, 79'), Granell, Mojica; Portu (Olunga, 79'), Borja y Stuani (Aleix García, 67').

El Girona suma cuatro puntos de doce y esta próxima semana se medirá al Leganés en Butarque el miércoles (20 h.) y recibirá al Barça en Montilivi el sábado (20.45 h.).